Marketing Emocional ¿Vale la pena ser una LoveMark?

En el mundo del mercadeo todo vale, incluso desarrollar sentimientos hacia marcas específicas, que con solo ver sus logos nos desencadenan ciertas sensaciones específicas sin necesidad de recurrir al producto o servicios.A esto se refiere el término LoveMark, el cual es una tendencia que se basa en el marketing emocional y que algunas grandes compañías han puesto en marcha durante años para posicionar sus productos de una manera un tanto diferente, pero igual de valedera.

"Marketing Emocional ¿Vale la pena ser una LoveMark?"

Beneficios del Marketing Emocional

Conectar y establecer un vínculo de emociones entre el usuario y la marca, es algo que para el consumidor se vuelve ‘inexplicable’. Sin embargo, en el marketing game, es considerada una estrategia poderosa, pues se ataca de forma inconsciente un punto vulnerable del ser humano: los sentimientos.

Es por ello que hoy día, vemos más campañas orientadas a despertar valores, emociones y todas esos feelings que los seres humanos no pasamos por alto, pues no olvidamos aquello que nos deja una profunda huella sentimental.

Se ha comprobado que el cerebro establece un puente de conexión entre las emociones y los recuerdos, lo que significa que, si ponemos en marcha un plan de marketing en función de esa característica, los resultados pueden ser asombrosos. Más aun, cuando en medio del bombardeo publicitario, resaltar entre la competencia sea una tarea bastante ardua.

Si se trabaja en base a estrategia, obtendremos la fidelidad de nuestros consumidores, a quienes no les será fácil cambiar de marca debido a la lealtad que han generado hacia ella. Asimismo, la solidez de esa relación será otra gran ventaja de utilizar el Marketing Emocional, pues a pesar del tiempo y los cambios, los consumidores siempre permanecerán presentes.

Fidelización gratuita ¡la mayor ventaja!

Para nadie es un secreto que la mejor publicidad, es aquella que va de boca en boca de los usuarios. Es así como ellos son los evangelizadores ¡por excelencia!, pues hablarán de sus prestaciones con todo aquel que busque algo similar. Asimismo, hasta podrán pasar una marca de generación en generación, ya que consumir en familia, hará que se convierta en tradición, así como las ocasiones especiales y eventos serán relacionados con el producto, las emociones desencadenadas en esos instantes también quedarán en la memoria.